lunes, 31 de diciembre de 2012

Nayla



Colgás de las telarañas de mi habitación
te revolcás sobre las paredes,
volás de un velador a otro
descansás sobre el ventilador
y me despertás con susurros
por las madrugadas.

Recorrés la casa como un fantasma,
te arrimás a la cornisa de los balcones
subís y bajás las escaleras corriendo,
te sentás sobre la planta de tomates
y jugás entre la tierra con tus manitos.

Y cuando empieza a anochecer
te colgás de mi pollera,
yo te hago girar como una calesita
te abrazo cuando nadie nos mira

y nos quedamos dormidas
en ese sueño eterno
del que nunca despertarás
y que yo jamás conoceré.

Poetas


Los poetas poemamos
poetamos
polemizamos
no tenemos hora
día, mes, año,
solsticios ni etapas

los poetas no deseamos
no anhelamos,
porque construimos
porque gritamos
porque liberamos

los poetas soñamos
canciones
letras
estrellas

somos pornográficos
cursis
idiotas
borrachos
dormimos todo el día
o no dormimos nunca

los poetas luchamos
somos rojos por naturaleza
la sangre nos hierve
la cabeza nos quema
los labios nos comen

los poetas
agudizamos
mirada y corazón
disparamos
y la bala
nos acompaña

los poetas
cambiamos al mundo
artisteamos
y nos artistean

para los poetas
no es el fin del mundo
nunca
ni aún cuando
explota el globo

para los poetas
cada día
es el principio
de la hoja en blanco
la cárcel
de las manos desesperadas
de las manos traductoras

para los poetas
todos somos poesía




sábado, 29 de diciembre de 2012

Lesbiana y falopera

Te miro blanca, rosa, rubia
al ritmo de tu bicicleta
o estacionada en las fotos.

Te sueño abrigada solo por tus tatuajes
en mi cama rodeada de postales
y células revolucionadas
o en tu casa de bajos y guitarras

Te envidio las sonrisas y el olvido
el colegio, la pollera, tus amigas,
tu anemia, tus cartas, tus abrazos

Por vos soy lesbiana y falopera
me tatúo una fémina pin up en el brazo
y vuelvo a la galería de las apariencias
a pasearme con mi nuevo trofeo

Te miro lacia, rapada, morocha, castaña
soltando el humo suavemente por la ventana
o absorbida por aquel libro
que te mantuvo desvelada toda la semana

Te imagino borracha, pensando en mi,
en porqué no te veo
no te escucho, no te huelo
no sé en quién mutaste
o qué ves hoy desde tu balcón

Por vos soy lesbiana y falopera
y Presidenta de la Nación
y una estrella fugaz
o una estrella eterna como el Sol.

Por vos dejo a mi novio, mi perro, mi casa
y te presento a mi padre
como la otra madre de mis hijos

Hago de cuenta que olvidé
aquella mañana en la que confesaste
que tu boca había estado con mi boca más deseada

Te miro freak, enamorada, tierna, enojada, asustada
por un sentimiento que no entendés
por ser tan perfectamente funcional
a mi doble sexualidad

Te escribo con miedo que recuerdes
que hace ocho años que te quiero tocar
esas piernas, ese cuello, esos labios
esa panza, ese pelo, ese clítoris.

Por vos llamo amor al sexo
llamo sexo a un texto
llamo a un texto Tu Cuerpo
por vos tiemblo y huyo
cuando te veo desde lejos
y por vos entierro a todos mis ex
a todos tus ex
o a todos los hombres del planeta.

Por vos soy lesbiana y falopera.

¿Y qué pensará tu madre
tan rubia, larga y lacia como vos
de que también por ella soy lesbiana?

¿Y qué pensará tu padre
tan freak, tierno y asustado como vos
de que también por él soy falopera?

viernes, 28 de diciembre de 2012

Parque Lezama



Yo vi como sus cuerpos
se desfiguraban con la tierra,
los árboles y la oscuridad
de parque lezama.
Vi como el viento frío
de diciembre
despeinaba sus labios
y los encadenaba
al gélido destino.
Yo ví
como su amor
se deshacía
en letras encuadernadas y lágrimas
que trataron ocultar.

Yo la ví.
La desesperación y su temblor,
el volcán que le encendía la mirada
ante su éxtasis extremo,
ante su sálida de emergencia,
aquella obsesión difrazada de corazón.

Yo lo ví.
La necesidad de quererla,
como caballos galopando
dentro de su pecho,
luchando por romper la piel
y escapar y correr
y al fin, galopar.

Yo los veo
luchando con el cuerpo
con la mente
y con banderas,
de la mano sin querer soltarse
compañeros eternos
de la lucha revolucionaria
con letras encuadernadas
extasis extremos
y algún que otro parque lezama.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Haceme mierda



Haceme mierda
pero esta vez sin adornos
sin guirnaldas
sin flores sin colores 
sin lágrimas y sin perdones

haceme mierda
en la cama, contra la pared
en los bares, en el balcón
atravesame de una vez
este idiota corazón

haceme mierda
y no pienses en el después
de moretones estoy acostumbrada
y cicatrices perdí la cuenta

haceme mierda
paseate con ella por mis poesías
bailá en el carnaval del infierno
tocala para mi
besala para mi
rompela para mi

pero primero haceme mierda
a mi.

Tal vez asi
pueda juntar los pedazos
de carne, piel y huesos
que se me caen a cada paso.

Tal vez así
valga la pena
re-armarme
re-armarte
re-amarte
y de una vez hacerlo,
y de una vez -si me animo-
matarte.

domingo, 28 de octubre de 2012

Fernando


Hoy que el amor pudo más que el invierno
que vos sos complemento
y yo soy pez que nada en tu corriente,
que al fin la ruptura llegó
para dar lugar a la pasión.

Hoy puedo decir
con certeza de esclava de mi corazón
que supe que me amabas
mucho antes de que vos te dieras cuenta

Puedo asesinar un millón de recuerdos
pero las ganas en esos ojos
en ese tacto
en ese aleteo de emociones
no se pueden ocultar,
ni olvidar
ni perder en el río o el mar.

Me devolviste las alas
que me habían cortado
me devolviste el corazón
que no tenía más atajos
ni sueños
ni ganas,
me devolviste el alma.

jueves, 2 de agosto de 2012

Eternidad


Como si todos los gritos ahogados del mundo
se agolparan violenta y torpemente en mi garganta
para ser finalmente escupidos
y enmarañados en los infinitos laberintos de tu retorcido cerebro.

Como si el reflejo que me inventa el espejo
abriera sus fauces y atravesara el vidrio
para destrozarme
y comerme hasta la última porción de racionalidad.

Como si el frío de la mañana
pudiese quedarse eternamente en tu adiós,
en la imagen incesante de tu abrazo
y la visión de tu espalda achicándose
a lo lejos
sobre el cemento.

Como si la habitación vacía y oscura
que no me recuerda ni siquiera una sonrisa
pudiera apoderarse del resto de la casa
y convertir mi escondite
en un universo de llamas ardientes.

Como si el infierno en el que vivo
desde que el vacío es un lugar habitual
me envolviera de locura,
y mi maldito trastorno bipolar
lograra vencer la batalla.

Como si no existiera aliento
ni voz, ni canción, ni poesía
ni flores, ni risas,
ni camas prestadas
ni besos enamorados

que pudieran llenar
el pozo sin fin que dejaste
cuando tuve que dejarte.

martes, 24 de julio de 2012

#8

No corras mi amor
cuando sientas que vas contra la corriente.
Amame a pesar de mis mil rarezas,
deseame a pesar de tanto temor.

Porque más allá del muro custodiado,
de tu linaje y mi clase,
fue sólo un puñado de estrellas en el cielo
las que me hicieron seguir tu rastro.

De entrada nos mentimos lo suficiente;
suficiente para amarnos y olvidarnos.
Nos amamos para que nos quede resto,
resto para olvidarnos en algún momento de la noche
o la madrugada, o el viaje eterno de nuestras lujurias.

Nunca nos aceptaron por lo que éramos:
lo normal aburría y daba sueño;
aún en esas noches de hadas, duendes
y barcos a la luna que buscan muertos
a quien otorgar su maldita corona.

Una flor de cristal, una estrella hecha piedra
una mujer amando su luna
un hombre amando su tierra...

No se alejen tanto...
¿a quién le harán el amor cuando todo muera?

domingo, 22 de julio de 2012

#7

Pasan las horas y hasta el piso comienza a pesar, 
porque pasado el tiempo cesa el sueño pero no la libertad, 
amiga hermana de la vida que da alas y también te atrapa, 
o no te deja regresar. 

Que pese, que duela y que sangre tu temor, 
¡que te de hambre el corazón! 
¡que rujan tus entrañas por amor!


Seguirán errantes las cicatrices 
marcando caminos por tus tiempos,
acechando detrás de cada nuevo cielo,
delante de todo intento.


Y algún día, julieta en su balcón,
- venciendo al fin a su otro yo - 
podrá soplar y alejar al maldito viento aquel
que le robó la cordura y las rutas
que le regaló un amor y su propia dictadura.



domingo, 1 de julio de 2012

El Hombre



Un hombre hecho e izquierdo.
Un hombre completamente nuevo.
Un hombre maravilloso ante mí
y ante el mundo que salvar.

Rasgos del Che, 
palabras de Marcos 
la revolución, mi compañero
la hacen estas mentes.

martes, 26 de junio de 2012

Darío y Maxi


Pateamos las calles que ustedes sufrieron
entre gritos y corridas, tiros y gases
caminamos el puente que ustedes resistieron
por la justicia y la igualdad

Entramos a la estación de la muerte
donde los que seguimos hicimos vida
de arte y de llanto, o emoción
vida porque laten en cada canción

La sangre se derramó
justo ahí donde señala mi corazón
donde me falta el aire y me faltás vos
y sobra muerte y desolación

Diez años multiplicaron el rugido
de las miles de almas que hoy
seguimos y seguiremos gritando
que están presentes en la lucha
ahora y siempre.



domingo, 17 de junio de 2012

El último



Que sea de noche la mañana!
Que oscurezca mientras renacen las flores!
Que el domingo no sea domingo!
Que si nos dejamos, no sea un domingo!

Voy a poner en venta el resto de la casa
sólo mi cama y mis cigarrillos me sobran
me falta jardín y a decir verdad
también me sobra cama.

Voy a sellar todas las ventanas
no quiero ver ciudad, calle, semáforo, policía, trajes
no quiero nada de nada

donaría mis órganos con mi corazón aún latiendo
porque de vivir no hablemos
¿como se podría vivir en este infierno?

Regalaría mi ropa
y mis muebles estarían en llamas
sobre el asfalto frente a la casa.

dormiría para siempre...
eso es lo que en verdad haría:
dormiría para siempre.

Mis libros los tiraría por el balcón
viejos compañeros de viaje,
de trance y pasión,
presiento que levantarían vuelo

y se perderían entre el inmenso paño celeste
formando una nube que deja caer letras
como una lluvia enamorada.

Abriría mis venas sin importar que tanto sangre
para hurgar entre ellas y hacerte un lugarcito.

Dejaría todo, hasta mi propia vida
si no tuviera A la estúpida esperanza
aún esperandote.

domingo, 3 de junio de 2012

Días intensos





No necesitabas poemas arrancados de un libro,
ni copas rotas sobre el asfalto para entender...
Tuviste frente a vos desde el primer escalón
un hueco, un abismo, una vena vacía,
un delirio sin pena y sin razón de ser.

¿Para qué voy a hablar del río que nos vió llorar
o la luna de Tilcara que era más sol que el propio sol?
Hoy olés a café, a otoño defraudado
a libertad condicional, a Bukowki a las ocho de la mañana.

Y yo de a poco olvido tus palabras,
el tono de tu voz al gritar alguna verdad.
Ya olvidé tu calor, tu sonrisa,
cómo se sentía mi mano atrapada en la tuya
ser tu esclava y vos el mejor amo.

Pero me quedan las esquinas,
aquellas que me siguen a donde voy
vértices de ciudad en los que nos gritamos
y nos suplicamos amor.
Me quedan los escalones
donde dormimos abrazados,
y donde tantas veces nos dijimos adiós.

Se me escapan los detalles...
todos, salvo los de tu cuerpo,
podría, aún, enumerar las ficciones de tu piel
y dibujar la ternura de tu risa
que desapareció mucho antes que nosotros.

Pero me quedará siempre la duda
-esa agonía disfrazada-,
después de los caminos desandados
y las fronteras que atravesamos cantando,
después de matar neuronas
tantas madrugadas...
¿Todavía me elegirías?

Mariano

La música suena tan fuerte
que canto y no escucho ni mi propia voz,
grito lo más fuerte que puedo
para que me escuches vos,
que estás del otro lado del cerro
vos que estás más allá de las nubes
vos que tanta falta nos hacés acá.

Te canto a vos
y a todos los demás que nos sacaron
a todos los que nos robaron
y nos arrancaron el alma
como quien amputa un pulmón
y deja la herida abierta para siempre.

Porque te matan o te desaparecen
y nuestras almas van quedando
sin fuerzas, apuñaladas, destrozadas.

Me subo a lo alto de mi terraza y te sueño,
te dibujo sonrisas que no sé si tenías,
te invento caprichos que jamás podré comprobar,
debato con las estrellas imaginando tus respuestas,
te extraño como lo hacen todos los demás.

Hoy solamente quiero escribirte con una sonrisa
porque es tu cumpleaños
y vale la pena sonreír como dicen que vos lo hacías,
brindo por vos Mariano
y por tu lucha obrera y socialista!

lunes, 28 de mayo de 2012

Duele más


Te sueño cuando estoy cerca del abismo
y le dibujo balcones a todas tus ventanas
para acurrucarme y esperarte
y esperarte para esperar que la espera valga
un beso al menos, un abrazo no más
asomarme a tus temores y besarlos un poquito
hacer menos doloroso el adiós
hacer más lenta y temprana la reacción.

Salto el muro y me choco de golpe
con tu verdad en la mano
y tus piadosas mentiras en la boca
esperando una respuesta que no puedo
porque todo está latente,
porque tus promesas todavía me duelen
y duele el frío despiadado de la soledad.

Grito para no escuchar tu voz en mi cabeza
y los arboles se sacuden en una hermosa danza
que descuelga sus hojas y me trae en el viento
todo tu recuerdo en mi corazón muerto
en mi escudo destruído.

Y te saludo todas las mañanas
mientras rompo despacito las cartas
mientras te barro de mi casa
y vivo el infierno de quedarme sin palabras
de refugiarme en las canciones
que hablan de tu voz que ya no escucho
de esta guerra que terminó al fin de deshacernos
de esta guerra que llegó, al fin, a liberarnos.

domingo, 13 de mayo de 2012

Remix


El viento que te despeina por las mañanas
el hotel ideal de aquellas tardes
el hechizo en medio de la madrugada
el verde pastizal harto de frecuentar.

La corteza que te envuelve
las raíces que te sostienen,
la lluvia que te hace florecer
el sol que te da vitalidad
los pájaros y su milagrosidad
soy el centro de todo
y sin mirar atrás.

Soy el fruto del encuentro
el aroma de una flor
y la frivolidad del cemento.

Palabras simples, suaves, de peluche
blanco, rosa, celeste...
cicatrices mal curadas
verdes, violetas, naranjas

Tríos forzados y el sexo
bueno, malo, arrastrado.
Soy, entonces, para vos
el punto, la tarjeta, la linea
y el pulmón.

¿Pero quién llega sediento a un manantial
y se fija en el reflejo de la luna en el agua?

Nosotros.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Fragmento

Los sentidos se agudizan para interpretar
una realidad demasiado engañada,
una verdad de mil puertas que se abren y cierran, se golpean y rompen
mientras intento decidir cuál será la culpable
de mi próxima depresión,
cuál será la que me lleve a mi próximo victimario,
mi eterno verdugo.

Hay mentiras clavándose en su mente,
oigo el silbido de las flechas cerca de mis oídos
vuelan a toda velocidad dirigiéndose directo a su sien, a sus venas hinchadas
a sus ojos abiertos como dos pelotas esperando explotar
a todo su cuerpo con escamas, a su piel lastimada y gris,
ese cuerpo que duerme a mi lado
al que odio y repudio cada madrugada...

Un cuerpo que se hincha y se retuerce con sólo rozarlo,
una piel marcada, tallada, herida...
una piel monstruosa envolviendo un monstruo menos temible
un amor que intenta y no puede, un amor que
no existe
no vive
no está
no florece
no se marchita.
No es. 

lunes, 30 de abril de 2012

Para qué


Para qué este amor
de a dos
para qué
si las flores podrían
nacer igual
y la lluvia nos
regaría también.
Para qué esta
estupidez
de extrañarte tanto
para qué
tanto dolor
si las canciones
suenan igual
y los llantos
llegarían sin dudar.
Para qué esta
maldición
de llevarte tatuado
en mi pulso
si dos años
pasarían igual
si 730 días
podrían ser
sólo algunos más.
Para qué
este encuentro
mi amor
que no llegó a ser
fruto
que no llegó a ser.
Para qué
esta pasión
que no nos dejaría ir
que no nos deja ser
sin ser dos...
No puedo siquiera arrepentirme
no puedo sin ser dos...
Para qué este amor.

jueves, 26 de abril de 2012

El viajero que huye


Escapar de este momento,
tan solo eso
dejarme ir solo por
un instante
dejar de ser
para no sentir
ahora
para no vivir
ahora
este torbellino
o esta calma
no vivirlas
por un instante

que no estén impregnadas en mi sien
en mi andar y desandar
descansar de mi mente
solo por un momento
descansar de este cuerpo
y descansar del tiempo
pasado
presente
futuro
solo por un momento

dejarme ir
solo
por un momento.

martes, 24 de abril de 2012

Amor libre

El amor que empuja
para cumplir todos tus sueños


el amor que acompaña
para bancar todas tus luchas


el amor que libera
para ser como se es


el amor que aguanta
para vivir en armonía


sólo busco que un amor
sea capaz de darme alas
para volar y más alto volar

miércoles, 18 de abril de 2012

No vale la pena ser leído

Carta a un amor,
a mi amor.



La quietud.

De golpe todo se silenció.

Sólo colgaba yo desde el techo de la habitación
observando todo.

La nada.

Un espacio que quedó repleto de inconclusos.

Una habitación replegada con el sol.

No estás más.

Y yo tampoco, si no estoy así como es,
con la artesanía del amor.

No puedo ser yo, acá, sin vos.

No tiene el menor sentido pensar
en el sentido de esta sensación.

Te siento que no estás.

No es sólo la ausencia,
es el sonido.

El sonido del silencio porque
vos no estás más.

Como si la música no pudiera vivir acá sin vos.

Somos basura o tesoro del pasado.

Hablarás mal y también bien de mí,
nos cruzaremos una o dos veces,
hablaremos en algún extraño contexto,

y nos esforzaremos para dejar al fin
de amarnos
y nos esforzaremos por jamás permitirnos
saborearnos
una vez más.

Sólo un poco más de placer que sea agonía.

Lo maravilloso de lo irreal sucediendo.

Mi amor.

Ser de luna y de sol

No pensar para no dejar de ser,
no ser ni hacer para no generar,
no alimentar esta cosa que ya no tiene ni final,
no verte para no comerte o matarte o atarte o descuartizarte,
no estar cerca para no destrozarte,
todos tus átomos
volver a hacerlos míos,
volver a adentrarlos en esto,
este lindo quilombo,
que era una cosa, era un algo.
Algo que no nos dejaba escapar
y no sólo la piel....
Ser invisible o corpóreo,
ser de los últimos milenios o los últimos segundos,
ser de claridad y de infierno,
ser dormido y ardiente,
ser de vida o de una noche perdida en la montaña,
sólo puedo desarmarme para vos,
como un hada violada
una bomba de paz
un libro en llamas;
jamás hacerte feliz.

sábado, 14 de abril de 2012

Hasta acá

El plato ausente, el vaso absolutamente vacío,
las canciones mudas, el tic tac odioso de aquel viejo reloj,
el eco que me responde con preguntas,
la casa en total silencio.

El jardín muerto,
la cocina sin usar,
una habitación sin sentido de ser,
un montón de bolsas llenas de vos,
un perro que olfatea y no te encuentra.

Tus venganzas como cuchillos,
tus palabras como antorchas en llamas,
tu destino como una caricatura monstruosa
de eterno insomnio ante tu libre desfachatez.

Tus besos en sueños,
la mitad desolada de la cama,
las paredes escrachadas de tu ausencia,
el temor sin guarida,
el dolor sin sostén.

El amor eterno que tuvo principio
donde comenzó su fin,
la gloria de haber superado tantos finales,
el reflejo solitario, vacío e incompleto
que me devuelve el espejo.

El tiempo que perdió color,
los abrazos que ya nunca serán,
el pilar que ya no sostiene ninguna casa,
todo el ayer que sumamos y dió un cero de resultado.

No más batallas ganadas,
no más guerra contra la pared,
el piso, la cama, la calle o en los bares.
No más vos en mí ni yo en vos.
No más ataduras, ni lazo,
ni conexión, ni viajes,
ni vuelos, ni vos, ni yo,
ni un futuro, ni un nosotros.
No más.

miércoles, 11 de abril de 2012

Sapiens

Salvaje estrella
que planea por tus tiempos
y derrapa en tus silencios

Violenta máscara
que se camufla entre tus párpados
y vacila en tus porqué

Desarmada caparazón
que se abre ante tu sexo
y dibuja algún adiós.

lunes, 9 de abril de 2012

Jamás

El sol sin vos
la voz sin luz,
las hojas sin viento
el aire sin suspiros,

el tiempo sin momentos
las anécdotas sin oír,

el lejanos sonido de tus pasos
la huella que se deshace en la arena,
el camino que fue
y que nunca más volvió.

lunes, 20 de febrero de 2012

Ser como ser o ser como nada

como si pudiera él
mutar el verbo en acción
destruír una gota de lluvia
violar la pasividad del sol
o ver un río en su risa.


como si pudiera el tiempo
fraccionar un exceso
disolver un minuto de voz
acallar el silencio
o asesinar la sagrada tentación.


como si pudiera la distancia
acercar la nieve al volcán
alimentar la indómita pasión
amar el ojo del huracán
o teñir el mar de canción.


como si pudiera ella
cambiar la muerte por pena
acelerar a menor velocidad
atrapar un puñado de aire
o encerrar su libertad.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Abismos del después

Me descubrí inesperadamente abrazada a vos, entregada a un cuerpo olvidado, expuesto frente a mí como nuevo y sin explorar. 
Tu boca y la mía comenzaron el ritual del deseo, de las flores y las palabras desconocidas, el cotillón y la música que danzaba sobre nosotros, sobre el infinito entre tu cuerpo y el mío. 


Las melodías de viento que se fundían en tu pelo. 
Un trance suave y ascendente. 
La mente se nubló de tantas tormentas, aquel huracán que fuiste. El ser extraño que sos hoy. El que nunca vas a volver a ser. Revolviendo todo lo que hubiera pasado si..., maldita costumbre de dar vueltas en un eterno sin-sentido de las cosas, un nosotros efímero.
Mi excitación y tus manos que no alcanzaban a recorrer todo este nuevo espacio, estas extrañas formas de soledad y libertad. 


El corazón inflándose retumba y golpea, gritando por salir, por quedar en libertad y ver otro corazón que también grite, que al menos intente aquella maldita utopía.
Hoy perdernos sería cósmico, serías mi herida más preciada, y yo tu destrucción más codiciada. 


Quedate dormido, dejame desatar cada nudo, entrar en cada rincón, descubrir cada secreto de esa piel que tanto me intriga, me atrapa y me ata. 
Inventemos ante el mundo una historia donde yo sea tu amor, único amor, donde vos seas todo lo que importe para mi, distorcionemos colores para pintar nuestras paredes, malditos monstruos que nos separan; alfombremos el abismo que nos distancia, hagamos de este todo una mentira transparente.


Así, al terminar. Así, cuando me vaya con los ojos vendados, cuando estés en este mismo lugar conociendo otra boca, no vas a pensar en mí. Te vas a acordar de la alfombra marcada en mi espalda, de la pintura, de las palabras que se deformaron en el aire, los suspiros que el viento llevó a quién sabe donde, las letras que revolotearon cerca de tus oídos y mutaron en mariposas, en horribles y repugnantes seres que ahuyentaste con un silbido, con una mirada, con un grito. 


Así, cuando ya no quede nada de mí, ni mi aroma, ni mi energía en este lugar, aún cuando vos ya no me recuerdes, aún así voy a poder mentirte a través de las puertas que se cierran para esconder verdades que te asustan, para que puedas escaparte en tu amado encierro. 
Quizás suene la misma canción que tocaste un día a la humanidad, usando de cuerdas las cicatrices de mi piel, usando el último hilo brillante de tu voz... tu canción que siempre habló de abismos, de ojos cerrados y bocas tapadas.