miércoles, 30 de julio de 2014

Nos merecemos algún adiós

No verte
y entonces poder no tocarte
no inventar los versos
esos que no escribiste
esos que cantaste
no verte para no tenerte
para no necesitar
que seas mío
como si te pudiera comprar
como si te quisiera comprar
con un anillo, con una sonrisa
con un poema de amor
es lo único que sé
y lo único que puedo
aceptame este útimo
que prometo
dejar huérfanos a los demás.
No verte y así
no interpretar tu mediasonrisa
tus ojos grandes admirados
ante el que quizás sea
mi poema del adiós
adiós porque hace frío
y no queda nada en la estación
adiós porque los colectivos pasan
pero ninguno frena
pero ninguna me lleva
pero nada te llena
adiós porque sino se me mueren las promesas
adiós porque ya te di
todo lo que soy.

lunes, 12 de mayo de 2014

No me sueltes

Por amor, por locura
y por familia

por eso se me aprieta el alma
y la garganta,

y porque si no nos tenemos
entonces, en serio, mi amor, 
se me escapa la sonrisa 
y se me muere para siempre el amor

Por favor no me dejes morir
yo quería un poco más
absorber un poco más de sol
abrazar un poco más el tiempo
besarte mucho más a vos

Voy a morder tus lunas
y estar siempre esperando
el amanecer o la lluvia
abrazada a tus labios

Necesito agarrar esas manos
no soltarme de ellas
colgarme de tus manos
para que me sostengas siempre

Porque con vos
siempre, es realidad
dura tanto como el sol
vive tanto como vos

No me sueltes
no me sueltes
no me sueltes.

martes, 22 de abril de 2014

Vos


El borde de tus orejas, los dos lunares que allí me esperan, 
el espacio sin nombre entre los dedos de tus manos,
la manera en que se arruga la piel de tu frente,
el color (y el sabor) de tu boca,
la cicatriz en tu brazo,
tu voz entre las sábanas...

Vos cuando reís, cuando saltás,
cuando pensás, cuando dormís,
cuando bostezás, cuando cocinás,
cuando te bañás,
vos cuando me querés
y más aún, vos cuando me odiás.

martes, 1 de abril de 2014

El oleaje del presente

Qué hacemos sino
más que empujar el tiempo
- soplar agujas -
para sentir
que nunca llega
el momento
el miedo
que nunca llega
el terror 

qué hacemos sino
mi amor
más que abrazar
estos instantes
- este relajo de raíces -
para sentirnos
un poco
la piel
olernos otra vez

qué hacemos sino
evitar olvidarnos
sin olvidar evitarnos
y repartir
las cartas
- a ciegas -
esperar con ansias
que al fin
sea un empate

domingo, 30 de marzo de 2014

Espejo

Te miro sin mirarte
no veo en tus ojos
realidad
ni pasado
ni tiempo
te miro sin querer
sin quererte
sin reconocerte

te rompo toda
te hago sangrar
te odio
te tengo tanto miedo
que no puedo respirar
de este lado
del espejo
no puedo darme vuelta
no puedo dejar tu mirada
no puedo abandonar

te cambié la ropa
el pelo
las pupilas
te cambié hasta la voz
y el canto
las letras y los días
el amor y tus dioses
¿pero cómo vivir
con lo que fuiste?

y ahora el espejo
es cenizas
de cigarrillo
porro y lágrimas
ahora son astillas
que se clavan en mí
en mis manos
en mi amor
en mi dolor
en mi pasado
y en mi terror

no existe forma de amor
a mi alrededor
que no te mate
que no me ahorque
que no reviente esos ojos
que no me haga escupir
alguna otra verdad
sin sentido ya

lunes, 3 de febrero de 2014

Antes no era así

Antes no era así
todavía se escuchaba a Zappa
en los pasillos oscuros
de algún bar
los chicos
y algunos hombres
todavía tomaban colectivos
por una cerveza y un rato de cama
a las 3 de la mañana

Antes no era así
yo sacaba a bailar
o le arrancaba un beso
a quien quisiera
hoy no quiero
y ellos siguen insistiendo

Antes no era así
yo te seguía por las mesas
por los meses o entre las calles
y vos saciabas mi sed
sed de vos solo vos
sed de tu boca loca
boca ansiosa

Antes no era así
esta música de revolución
se entonaba junto a tu voz
y una improvisada guitarra
que seguía siempre
tu latido
que era el mío
y el de nuestra revolución

Antes no era así
vos transitabas mejor
nuestros excesos
mientras llovía
o bañaba aquel río
de agua y de tu escape o el mío
el río corría mejor entre mi pelo
mientras vos eras el rocío
entre las rocas
o los arboles

Antes no era así
antes estabas acá.

El amor ha muerto

Yo una vez fui creyente
casi por una década
creí fervientemente
en el poder del amor
creía porque podía verlo, claro
lo veía en ojos, en manos
en tiempos, en la espera
en besos adolescentes
y promesas eternas

Le escribí muchas veces al amor
lo describí y reescribí
lo odié y lo amé,
pero creía en él
hoy puedo decir;
mujeres enamoradas
y poetas empedernidos,
que lamentablemente
me usó como canal
el canal para dar
la noticia más triste
y más desoladora
de la humanidad

el amor ha muerto

y lo sé porque lo ví
ahogado en mis vómitos diarios
atragantado en mi garganta
aplastado y agonizando
sin salida y sin aire
en el tatuaje de un árbol
estacionado en mis párpados caídos
girando en una casa vacía
empecinado en volver las fotos realidad.

el amor ha muerto

es lo que sucede
y seguirá sucediendo por siempre
y lo digo porque lo veo
muriendo un poco más cada día
entre cartas que no llegan
y el amor que se retuerce
entre sexo de cotillón
y el amor que no respira

todo lo que el amor
les dió a ellos
todo lo que podría haber sucedido
si no fueran ella y él,
y el amor se autoflagela
y se esconde en mi almohada
con gusto amargo
y allí muere
noche tras noche
bajo mis pesadillas

el amor ha muerto

y me pregunto si será mi culpa
o la de la humanidad
si será aquella noche
o esa tarde de sol
y grito en la ventana
quien es el culpable
pero sólo oigo mi eco
y algún reproche
que se acerca y se abraza
al amor ya maloliente
al amor que no late
y se vuelve azul
y ahora es gris

es lo que sucede
y seguirá sucediendo por siempre
el amor ha muerto.

Insomnio



Transité las calles como un fantasma
no sé si alguien me miró,
en realidad,
pero yo no pude mirar nada
ni a nadie
ni siquiera al cruzar la calle
o la vía,
no pude.

Entré al edificio
en modo zig zag
crucé personas que no entendí
o no ví, o no me vieron
abrí la puerta del departamento
solté el bolso
que me pesaba en el hombro
hacía horas
o desde siempre,

cerré la puerta
con el peso de mi cuerpo

y caí, al fin.

Mi alma pegada al piso
mis rulos transformados
en alfombra
todo mi cuerpo al fin
desparramado por el piso

Y mi perro llora
aulla
me lame una oreja
mientras llora
y se queja
un rato,
hasta que él también se cansa
-quizás de existir-
y se echa a mi lado

al fin el piso
al fin mi semblante oscuro
al fin mi yo entero,
sin juntar los pedazos,
tan solo echado
como un perro cansado
y duermo

no como hace días
pero ahora duermo
y es lo único que importa.

lunes, 26 de agosto de 2013

Punto final sin punto de partida

"Te anda rondando un punto por entre los rulos"
Yo me reí, sacudí la cabeza y seguí con mi eterna verborragia
borracha de locura, con vómitos de ansiedad
y resaca de nosotros. Y otra vez el punto.

Yo sabía, vos sabías,
¡el bar entero podía ver el punto
entrando y saliendo
de mis montañas de rulos!

¿Cómo lo sabías? ¿Porqué lo sabías?
Casi diría que a dos días de conocernos
sabías más de mí que yo misma
y todos en ese antro bipolar
de puntos, y puntos y comas,
y puntos suspensivos inflamables lo veían.

Ese punto final revoloteando mi cabeza.

Pero... Me diste la mano,
y después de la mano fue el brazo
y después todo el cuerpo.

Y el beso necesitado, ansioso,
que me arrancaste de los labios
mientras mi punto caía
y lo perdía...
quién sabe donde
quién sabe cuando

¿cómo saber cómo buscarlo?
¿en qué escalón o baldoza?
¿en la primera o la última cerveza?

Y cuántos encuentros piel a piel
que no fueron, no son y quién sabe si serán
anulan hoy
-como siempre han hecho-
cualquier punto final que intente
anudarse a estos rulos
cualquier final que quiera interponerse
entre tus puntos borrados
y mis puntos perdidos.

domingo, 25 de agosto de 2013

# 23


Si todo pudiera ser reducido
a la nada más corpórea y repugnante,

a una última mirada de odio

si el tiempo se hubiese colado entre tus sábanas
para hacer de este hecho lo fortuito
y luego lo efímero y al fin nulo,

si pudieramos eliminar la magia que sentimos
la primera vez que nos miramos,
si pudiera dejar todo reducido a recuerdos con mucho polvo,
o si me hubiese ido dando un portazo escupiendo tu vereda.

Pero no, no sos un fantasma, ni el pasado,
ni la oscuridad, ¡ni aquellas ganas!

sos una foto instalada en mis retinas

un extraño desnudo en una cama igual de extraña
y yo, me miro, desnuda te acompaño
y no importa que hace frío
que la luz molesta,
o que nunca tocaste el piano para mí.

Quizás soñamos con camas
que terminaban en pisos de madera crujiente
o baldozas en el patio bajo estrellas
inventadas o prestadas o, por una vez,
fugaces y veloces
que atraviesen mis miserias,
tu distancia.

Y si, el todo puede reducirse
a la nada más corpórea y repugnante,
porque hoy no sos recuerdo,
ni furtivo amor ¡por favor!

mucho menos la almohada que faltaba
o la sábana demasiado corta.

Hoy sos este repugnante poema
y esta estúpida necesidad de escribirlo.

viernes, 28 de junio de 2013

Luchar

Hay personas que escriben
palabras, poesías, noticias
que te hacen volar
posar tu mente en otra libertad

Hay personas que pintan
colores que no existen
colores con olor a amor
a tiempo, sueños y dolor
de otros tiempos, de otras pieles
de otras lenguas, de otro sudor

Hay personas que luchan
cada momento de su vida
cada escenario es campo de batalla
y todas son ganadas
porque perder es aprender
y ganar es solo el destino final


Hay personas, como vos
como él, como aquellas,
que dedican su vida
que entierran su muerte por la lucha
y que necesitan solo dos cosas:
constancia y conciencia.


Lo demás es sólo luchar.

Como poder...

Puedo encerrarme en mi habitación
puedo no leer los diarios
puedo no escuchar música ni radio
puedo pasarme la vida escribiendo
puedo no formar parte de ningún Partido 
puedo no entender el porqué de muchas cosas
puedo creer que me las sé todas
puedo replegarme en mis depresiones
puedo acurrucarme con mis demonios
puedo no volver a besar a nadie en mi vida
puedo no volver a experimentar un embarazo
puedo jamás sentir un hombre junto a mi cuerpo
puedo renunciar para siempre a las mujeres
puedo hacer pis en un tarro durante años
puedo enfermarme de cualquier cosa y sobrevivir
puedo recorrer el mundo con cien pesos
puedo participar de orgías con cinco, seis, diez, mil
puedo matar a mi novio o a mi perro solo por placer
puedo masturbarme en el colectivo
puedo masticar tu odio y escupírtelo en la cara
puedo hacer lo que tenga ganas o
puedo hacer lo que me toca
pero lo único que no puedo
es dejar que mi corazón se tiña de otro color.

Ella


Tenía ese noséqué, ese quéséyo
y todas las incógnitas posibles,
aclaro que no solo por ser mujer 

-lo que ya le atribuía unos cuantos de estos-
 sino también
por tener lleno de bucles el cerebro. 


Pero caminando por Corrientes,
una noche como cualquiera
pero sin vueltas ni reproches,
buscando aquel libro olvidado de Bukowski,

el viento invernal hizo volar su pollera plato
o su plato-volador-pollera
y ya no quedaron más preguntas
flotando entre nosotras

ni quedaron más tiempos
atravesando nuestros pulsos.

viernes, 22 de marzo de 2013

Amor mío


Querete,
abrazate a tu alma,
a tu piel, a tu pelo.
Acariciate,
besate las manos constructoras,
besate las piernas
que no te dejan nunca en el camino,
besate las palabras,
los versos, los poemas, las canciones.
No dejes que nadie cierre
tus hermosos labios,
que nadie ejerza ningún tipo de violencia
sobre tu cuerpo, tu mente ni tu espíritu,
no permitas que te metan en una jaula,
no permitas barreras
ni que te corten las alas,
esas enormes que llevás ahí.
Lamete las lágrimas,
dejá dormir a los recuerdos
en otra cama lejos de tu casa,
que se vayan por cañerías,
por el viento,
por la lluvia todo tu dolor.
Siempre es buen momento de sanar,
de volver a ser,
de volver a cantar
y de retomar vuelo.

Espiral


Pienso en espiral,
entro en tu eterno retorno
para no partir jamás,
me dejo llevar por tus curvas,
por tu oleaje
infinitamente circular.
Siento en espiral,
mi corazón se desprende
de sus conexiones,
se libera
y gira gira
y gira como vos, como yo,
como giramos las vidas
para mirarnos al revés,
como gira el agua
que es lluvia o es pez,
que es árbol de noche
que es fruto de día.
Enciendo en espiral
mi psíquis y mis tiempos redondos,
tu saber y tu apuro,
mi insolencia y tu insomnio.
Nunca dejará de girar
mientras caminemos sin cesar,
mientras besemos las raíces,
mientras comamos
de nuestras manos el fruto sagrado,
nunca dejaremos de girar
si nunca dejamos de mirarnos,
de besarnos los ojos
de comernos la mirada.
Girar es como entender pero al revés.
Girar es dejar ser.

jueves, 31 de enero de 2013

Otra marcha, la misma bronca


No está.
No existe.
Desapareció.

Está, y lo seguirá estando
seguiremos enroscando
calles y pasadizos
en su nombre

seguirá su latido
marcando pasos
y dejando huellas

podrán querer confiscarnos
la ilusión
la fuerza
el coraje,

nos matarán
sin dudarlo
por la espalda,
pero no podrán pararnos

porque somos
antítesis
porque somos
libertad
porque somos
los vencidos
a los que jamás
pudieron vencer.


miércoles, 9 de enero de 2013

Mi sol

Estaba enamorada del sol, 
de tu piel bajo el sol
del sol en tus ojos

enamorada de vos

naciendo cada día como el sol
en mi vida y en mi luna
como un sol,

o vos eras el sol
o los dos eramos el sol
o solo existía el sol

y dentro de él
la pasión,


o quizás
solo poesía
solo canciones
y un adiós lejano como el sol.

lunes, 31 de diciembre de 2012

Nayla



Colgás de las telarañas de mi habitación
te revolcás sobre las paredes,
volás de un velador a otro
descansás sobre el ventilador
y me despertás con susurros
por las madrugadas.

Recorrés la casa como un fantasma,
te arrimás a la cornisa de los balcones
subís y bajás las escaleras corriendo,
te sentás sobre la planta de tomates
y jugás entre la tierra con tus manitos.

Y cuando empieza a anochecer
te colgás de mi pollera,
yo te hago girar como una calesita
te abrazo cuando nadie nos mira

y nos quedamos dormidas
en ese sueño eterno
del que nunca despertarás
y que yo jamás conoceré.

Poetas


Los poetas poemamos
poetamos
polemizamos
no tenemos hora
día, mes, año,
solsticios ni etapas

los poetas no deseamos
no anhelamos,
porque construimos
porque gritamos
porque liberamos

los poetas soñamos
canciones
letras
estrellas

somos pornográficos
cursis
idiotas
borrachos
dormimos todo el día
o no dormimos nunca

los poetas luchamos
somos rojos por naturaleza
la sangre nos hierve
la cabeza nos quema
los labios nos comen

los poetas
agudizamos
mirada y corazón
disparamos
y la bala
nos acompaña

los poetas
cambiamos al mundo
artisteamos
y nos artistean

para los poetas
no es el fin del mundo
nunca
ni aún cuando
explota el globo

para los poetas
cada día
es el principio
de la hoja en blanco
la cárcel
de las manos desesperadas
de las manos traductoras

para los poetas
todos somos poesía




sábado, 29 de diciembre de 2012

Lesbiana y falopera

Te miro blanca, rosa, rubia
al ritmo de tu bicicleta
o estacionada en las fotos.

Te sueño abrigada solo por tus tatuajes
en mi cama rodeada de postales
y células revolucionadas
o en tu casa de bajos y guitarras

Te envidio las sonrisas y el olvido
el colegio, la pollera, tus amigas,
tu anemia, tus cartas, tus abrazos

Por vos soy lesbiana y falopera
me tatúo una fémina pin up en el brazo
y vuelvo a la galería de las apariencias
a pasearme con mi nuevo trofeo

Te miro lacia, rapada, morocha, castaña
soltando el humo suavemente por la ventana
o absorbida por aquel libro
que te mantuvo desvelada toda la semana

Te imagino borracha, pensando en mi,
en porqué no te veo
no te escucho, no te huelo
no sé en quién mutaste
o qué ves hoy desde tu balcón

Por vos soy lesbiana y falopera
y Presidenta de la Nación
y una estrella fugaz
o una estrella eterna como el Sol.

Por vos dejo a mi novio, mi perro, mi casa
y te presento a mi padre
como la otra madre de mis hijos

Hago de cuenta que olvidé
aquella mañana en la que confesaste
que tu boca había estado con mi boca más deseada

Te miro freak, enamorada, tierna, enojada, asustada
por un sentimiento que no entendés
por ser tan perfectamente funcional
a mi doble sexualidad

Te escribo con miedo que recuerdes
que hace ocho años que te quiero tocar
esas piernas, ese cuello, esos labios
esa panza, ese pelo, ese clítoris.

Por vos llamo amor al sexo
llamo sexo a un texto
llamo a un texto Tu Cuerpo
por vos tiemblo y huyo
cuando te veo desde lejos
y por vos entierro a todos mis ex
a todos tus ex
o a todos los hombres del planeta.

Por vos soy lesbiana y falopera.

¿Y qué pensará tu madre
tan rubia, larga y lacia como vos
de que también por ella soy lesbiana?

¿Y qué pensará tu padre
tan freak, tierno y asustado como vos
de que también por él soy falopera?